STPS alista más inspectores para legitimación de contratos

Nota publicada el 22 de junio en El Economista, sección Empresas por María del Pilar Martínez.
Lea la nota en su fuente original

Aunque hay quienes piden una prórroga para llevar la legitimación más allá del 1 de mayo de 2023, la secretaria del Trabajo, Luisa Alcalde Luján, señala que es poco probable que ésta se otorgue.

La incorporación de más inspectores que observen y califiquen los procesos de legitimación que se espera aumenten de manera significativa una vez que se acerque la fecha límite es una de las medidas que están preparando la Secretaría de Trabajo y Previsión Social y el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral para enfrentar el cumplimiento de una obligación de la reforma laboral y del Capítulo Laboral del T-MEC.

“Estamos trabajando en la planeación, se espera un incremento importante de julio a abril del próximo año (en materia de legitimaciones). Estamos listos, la STPS estará intensificando su apoyo al Centro Federal a través del convenio que tenemos para tener la capacidad suficiente sin ningún problema”, dijo la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján. Aunque hay quienes piden una prórroga para llevar la legitimación más allá del 1 de mayo de 2023, la titular del Trabajo afirma que “es un asunto legislativo”, y por tanto no se prevé que se vaya a otorgar alguna prórroga.

De manera paralela, en el sector empresarial, se vislumbra una alta posibilidad de que 90% de los contratos colectivos se queden sin representación sindical, y que haya sectores como el de servicios, en donde los contratos individuales sean la constante.

Graciela Bensunsán, académica de la UAM-Xochimilco y quien además forma parte de los expertos de México para conformar el panel laboral dentro del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), detalló que “están contratando más inspectores para ese propósito específicamente, así que el Centro y la Secretaría de Trabajo sí se están preparando para enfrentar esta posible mayor demanda de solicitudes y procesos de legitimación”.

Tras señalar que tienen instrumentos tecnológicos que pueden contribuir a acelerar los procesos, destacó que es posible que se pida apoyo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre todo para los casos en los que se requiera observadores, “habrá qué ver, pero sí hay un intento de prepararse precisamente para enfrentar una mayor demanda”.

Sindicalización estará en mínimos

En tanto, el abogado socio de la firma De la Vega & Martínez Rojas, Óscar de la Vega, prevé que habrá un ambiente de libre sindicalización, la cual, no implica que el patrón vaya a pagar menos, probablemente el costo sea mayor, pero, mucho de ello dependerá si la empresa logra conectar con los trabajadores.

“La no sindicalización es básicamente eliminar la participación de terceros que son los sindicatos. Dependerá mucho el sector, no es lo mismo la industria pesada como la maquiladora con muchísima gente, salarios mínimos, reducida o baja capacitación académica; y por otro lado, el sector retail, en donde hay una rotación muy alta, y son sectores en los que no hay un interés real de la gente para sindicalizarse”, dijo.

En ese mismo tenor se encuentra el sector servicios “donde se va a mantener una sindicalización cero. Yo creo que vamos a terminar con un bajo porcentaje de sindicalización”.