Inflación y salario mínimo en México topan revisiones salariales entre empresas y sindicatos

Nota publicada el 14 de febrero en Bloomber en Línea, sección Economía por Zenyazen Flores.
Lea la nota en su fuente original

Inflación y salario mínimo topan revisiones entre empresas y sindicatos en México Al cierre de enero de 2022, el incremento promedio de los salarios contractuales negociados fue de 5,6%, debajo de la inflación, según STPS.

 

La inflación en su nivel más alto en las los dos últimas décadas y el aumento de 22% que recibió el salario mínimo para 2022 están topando las revisiones salariales entre empresas y sindicatos en México, lo que significa que en algunos casos los incrementos a los sueldos se queden por debajo de la inflación.

Dos abogados laborales especializados en derecho colectivo, consultados por Bloomberg Línea, dijeron que las revisiones salariales contractuales, es decir, las que se negociación bajo un Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), están resultando al inicio del año en un promedio de 6%, lo que está por debajo de la inflación y del porcentaje en que aumentó el salario mínimo.

Cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) indican que en 2021 los salarios contractuales aumentaron 4,6% nominal, pero en términos reales el salario que negociación trabajadores y empresas registró una ligera pérdida de poder adquisitivo de -0,93%.

El reporte de la STPS al cierre de enero de 2022 muestra que el incremento promedio ponderado de los salarios contractuales negociados fue de 5,6%; cifra que, sin el efecto de la inflación, equivale a una pérdida en el poder adquisitivo de -1,34%.

El salario mínimo general en México asciende a 172.87 pesos diarios en 2022, lo que implicó un aumento global de 22%.

El monto del salario mínimo se determinó partiendo del salario mínimo vigente en 2021, cuyo monto era de 141.7 pesos diarios, al cual se le adicionaron 16.9 pesos a través del llamado Monto Independiente de Recuperación (MIR) y después se le aplicó un incremento porcentual de 9%.

En diciembre, cuando se fijó el salario mínimo para 2022, se fijó el aumento de 9% buscando que estuviera por arriba de la inflación que cerró el año pasado en 7,36%, con el fin de mantener el poder adquisitivo de los trabajadores.

Sin embargo, los abogados laboralistas aseguran que en enero y lo que va de febrero de 2022 las revisiones salariales contractuales están en un promedio de 6%, es decir, por debajo de la inflación y del porcentaje definido en la fórmula para subir el salario mínimo.

Alejandro Avilés, presidente del Colegio de Abogados Laboralistas de la Ciudad de México, dijo que los aumentos salariales entre empresas y sindicatos no están llegando al 9% porque el país vive una situación económica complicada con una alta inflación, por lo que en ese escenario las revisiones no van a rebasar el 5% de aumento directo al salario.

No obstante, en instituciones del sector público como pueden ser las universidades, el IMSS o Pemex, los aumentos salariales podrían ser incluso inferiores a 5% debido a que las autoridades argumentan aspectos presupuestales.

Lo que se está viendo es que sigue habiendo topes salariales, la política salarial contractual del país es establecer topes salariales en México, evidentemente el gobierno dice que esos tiempos ya terminaron, pero lo cierto es que se ven topes
— Alejandro Avilés, abogado

Ricardo Martínez Rojas, socio fundador de la firma De La Vega & Martínez Rojas, señaló que las empresas y sindicatos comenzaron las negociaciones este año con la proyección de subir salarios en el rango de 7% a 9%, que son los que corresponden a la inflación al cierre de 2021 y el alza al salario mínimo en porcentaje.

Ver más: 2 analistas que acertaron cómo cerró la inflación en México estiman la trayectoria para 2022

Sin embargo, las empresas habían presupuestado aumentos de entre 5% y 6%, en algunos casos, la minoría, los empleadores sí contemplaban alzas al salario contractual de alrededor de 8%.

Si nos fijamos en los datos de la Secretaría del Trabajo, empresas y sindicatos están tratando de contener en el 6% el aumento para que no se tenga una espiral inflacionaria. Hemos encontrado incrementos de 4% en el Gobierno y en empresas del sector privado algunas arriba del 8%, pero cuando salario. Pero el 6% está siendo el promedio
Ricardo Martínez, abogado

Rojas dijo que hay empresas que han propuesto a sus trabajadores aumentar los salarios contractuales en dos entregas, una parte ahora en el arranque del año y una segunda parte del aumento hacia mediados de año, esto con el fin de amortiguar el impacto de la inflación en el país.