Plantean mapeo voluntario de vacunación Covid en empresas

Nota publicada el 19 de octubre en Reforma, sección Negocios por Verónica Gascón
Lea la nota en su fuente original

Nota publicada el 19 de octubre en El Norte, sección Negocios por Verónica Gascón
Lea la nota en su fuente original

Nota publicada el 19 de octubre en Mural, sección Negocios por Verónica Gascón
Lea la nota en su fuente original

La legislación mexicana no contempla que las empresas puedan exigir algún certificado de vacunación para laborar; sin embargo, ante situaciones imprevistas como la pandemia de Covid-19, las compañías podrían implementar censos voluntarios para tener un mapa de la salud de los trabajadores con el fin de procurar el bienestar de toda la organización.

Estos mapeos de vacunación se pueden hacer siempre y cuando se tenga el consentimiento del empleado, no deben entenderse como una condicionante para trabajar y, si las empresas obtienen esa información, deben resguardar los datos personales, señalaron expertos en temas laborales.

Por ejemplo, dicha información se podría utilizar para reacomodar las oficinas y tomar las medidas de sana distancia, pero las empresas no pueden requerir a sus empleados la cartilla de vacunación o algún certificado para regresar a los centros laborales porque podría tomarse como un acto discriminatorio.

“En términos de lo establecido por la Constitución, así como diversos ordenamientos de carácter federal en materia de discriminación, la compañía bajo ninguna circunstancia podrá exigir a sus trabajadores cartilla de vacunación alguna o certificado o cualquier otro documento que acredite que han cumplido con algún ciclo de vacunación.

“Esto se entendería como discriminatorio y, por ende, ilegal”, señaló Germán de la Garza, abogado y experto de Deloitte.

Jimena Sánchez, socia del despacho la De la Vega & Martínez Rojas, expuso que muchos motivos por los cuales las personas pueden decidir no vacunarse: por miedo, porque su religión no se los permite, por su propia condición de salud, entre otros.

Por ello, los empleadores no pueden decidir terminar la relación de trabajo porque el trabajador haya decidido no aplicarse la vacuna.

“Como empleadores no podemos establecer una medida que determine que las personas que no estén vacunadas no puedan regresar a trabajar o que sea una causal para terminar la relación de trabajo”, dejó en claro.

“Muchas empresas lo que han hecho es solicitar un comprobante de vacunación siempre y cuando tenga el consentimiento del empleado”, acotó.

Sánchez resalto que, al ser un dato de salud, se considera sensible y su solicitud debe venir acompañada preferentemente de un aviso de privacidad.

“Como es un dato de salud, es considerado un dato sensible y tiene un tratamiento muy específico regulado por la Ley Federal de Protección de Datos en Posesión de los Particulares.

“Deben tener un aviso de privacidad donde se le indique al colaborador por qué motivo se está recabando la información: quizá es por un tema estadístico, para acomodar las oficinas y tomar las medidas de sana distancia, puede haber muchos motivos. Pero no puede ser una medida para decidir si regresan o no a trabajar”, subrayó Sánchez.

Diversas autoridades federales y locales han dejado ver que habrá sanciones para las empresas que reclamen este documento como condicionante para los trabajadores.

El subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell, señaló este martes que no existe justificación para que se solicite un certificado de vacunación contra Covid-19 como requisito para reincorporarse a los centros de trabajo.

“En la legislación mexicana no existe justificación para ello. Si a alguien le están pidiendo un certificado (de vacunación contra Covid) como requisito para incorporarse a sus labores se está cometiendo una falta. No es legal condicionar el acceso al trabajo a las personas que no tengan esta condición. La Secretaría de Salud no ha establecido como requisito que se deba tener comprobación de vacunación para poder regresar al trabajo”, indicó.

“El certificado de vacunación lo establecimos con el propósito de facilitar el tránsito de personas viajeras hacia otros países. Desafortunadamente, en muchos países se estableció un requisito de comprobantes de vacunación como mecanismo para permitir la entrada de las personas. Esto tiene sus grandes hoyos en términos de la solidez científica de una medida de esta naturaleza, pero algunas naciones han establecido este tipo de requisito”, agregó.

De este modo, ahora que el semáforo epidemiológico está en verde, más trabajadores empezarán a regresar a las empresas, pero legalmente no estarán obligados a presentar un comprobante de vacunación.

La legislación mexicana no contempla que las empresas puedan exigir algún certificado de vacunación para laborar; sin embargo, ante situaciones imprevistas como la pandemia de Covid-19, las compañías podrían implementar censos voluntarios para tener un mapa de la salud de los trabajadores con el fin de procurar el bienestar de toda la organización.

Estos mapeos de vacunación se pueden hacer siempre y cuando se tenga el consentimiento del empleado, no deben entenderse como una condicionante para trabajar y, si las empresas obtienen esa información, deben resguardar los datos personales, señalaron expertos en temas laborales.

Por ejemplo, dicha información se podría utilizar para reacomodar las oficinas y tomar las medidas de sana distancia, pero las empresas no pueden requerir a sus empleados la cartilla de vacunación o algún certificado para regresar a los centros laborales porque podría tomarse como un acto discriminatorio.

“En términos de lo establecido por la Constitución, así como diversos ordenamientos de carácter federal en materia de discriminación, la compañía bajo ninguna circunstancia podrá exigir a sus trabajadores cartilla de vacunación alguna o certificado o cualquier otro documento que acredite que han cumplido con algún ciclo de vacunación.

“Esto se entendería como discriminatorio y, por ende, ilegal”, señaló Germán de la Garza, abogado y experto de Deloitte.

Jimena Sánchez, socia del despacho la De la Vega & Martínez Rojas, expuso que muchos motivos por los cuales las personas pueden decidir no vacunarse: por miedo, porque su religión no se los permite, por su propia condición de salud, entre otros.

Por ello, los empleadores no pueden decidir terminar la relación de trabajo porque el trabajador haya decidido no aplicarse la vacuna.

“Como empleadores no podemos establecer una medida que determine que las personas que no estén vacunadas no puedan regresar a trabajar o que sea una causal para terminar la relación de trabajo”, dejó en claro.

“Muchas empresas lo que han hecho es solicitar un comprobante de vacunación siempre y cuando tenga el consentimiento del empleado”, acotó.

Sánchez resalto que, al ser un dato de salud, se considera sensible y su solicitud debe venir acompañada preferentemente de un aviso de privacidad.

“Como es un dato de salud, es considerado un dato sensible y tiene un tratamiento muy específico regulado por la Ley Federal de Protección de Datos en Posesión de los Particulares.

“Deben tener un aviso de privacidad donde se le indique al colaborador por qué motivo se está recabando la información: quizá es por un tema estadístico, para acomodar las oficinas y tomar las medidas de sana distancia, puede haber muchos motivos. Pero no puede ser una medida para decidir si regresan o no a trabajar”, subrayó Sánchez.

Diversas autoridades federales y locales han dejado ver que habrá sanciones para las empresas que reclamen este documento como condicionante para los trabajadores.

El subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell, señaló este martes que no existe justificación para que se solicite un certificado de vacunación contra Covid-19 como requisito para reincorporarse a los centros de trabajo.

“En la legislación mexicana no existe justificación para ello. Si a alguien le están pidiendo un certificado (de vacunación contra Covid) como requisito para incorporarse a sus labores se está cometiendo una falta. No es legal condicionar el acceso al trabajo a las personas que no tengan esta condición. La Secretaría de Salud no ha establecido como requisito que se deba tener comprobación de vacunación para poder regresar al trabajo”, indicó.

“El certificado de vacunación lo establecimos con el propósito de facilitar el tránsito de personas viajeras hacia otros países. Desafortunadamente, en muchos países se estableció un requisito de comprobantes de vacunación como mecanismo para permitir la entrada de las personas. Esto tiene sus grandes hoyos en términos de la solidez científica de una medida de esta naturaleza, pero algunas naciones han establecido este tipo de requisito”, agregó.

De este modo, ahora que el semáforo epidemiológico está en verde, más trabajadores empezarán a regresar a las empresas, pero legalmente no estarán obligados a presentar un comprobante de vacunación.