Cambio cultural en empresas será clave para reforma en outsourcing: directivos

Nota publicada el 30 de agosto en El Economista, sección Empresas por María del Pilar Martínez.
Lea la nota en su fuente original

A partir del primero de septiembre en el mercado laboral no deberán existir trabajadores subcontratados. Al concluir la prórroga para que las empresas modifiquen sus esquemas laborales, ahora los casi cinco millones de trabajadores que se encontraban bajo esquemas de insourcing y outsourcing, deben conocer claramente la razón social de su patrón, así como su contrato de trabajo.

Si bien la prórroga permitió a las compañías de subcontratación transitar a ofrecer servicios especializados; también los obligó a disminuir sus plantillas laborales, o en algunos casos cancelar contratos.

Por lo que las compañías, tanto contratistas como prestadoras de servicio, tuvieron que enfrentar una serie de modificaciones en un periodo de tres meses, que a diferencia del gobierno como patrón, tendrá hasta 2022 para realizar los cambios.

De acuerdo con directivos de empresas como Adecco y Kelly Services, sin duda habrá un impacto en el empleo, y los retos que deberán enfrentar involucran no sólo a las compañías, sino al propio gobierno.

“El primer reto me parece que es el cambio de mentalidad de empresas y empresarios, debemos comprender que las reglas cambiaron y que aún cuando puedan no ser como las quisiéramos es lo que hay y debemos de cumplirlas. Las empresas, tanto usuarias del servicio como aquellas que los ofrecemos, debemos enfocarnos en realmente trabajar bajo esquemas de servicios especializados y no buscar simulaciones”, afirmó Francisco Martínez Domene, CEO de Adecco Group México.

Comentó que un segundo reto es la fiscalización que realicen las autoridades y que sin duda ayudará a que no haya empresas que busquen simular. “Estoy convencido de que en la medida que la autoridad sancione a aquellas empresas, tanto clientes como proveedores, que busquen seguir llevando a cabo malas prácticas o simulaciones; la reforma se fortalecerá y podrá dar los frutos que se esperan de ella; los cuales son evitar la evasión y defraudación fiscal, y mejorar las condiciones laborales de las y los mexicanos”.

Repse, entre caos y la única salida

Gabriel Aparicio, director de Kelly Services México, recordó que a partir del primero de septiembre lo que entra en vigor son todas las disposiciones relacionadas con la Ley del Impuesto Sobre la Renta y la Ley del Impuesto sobre el Valor Agregado, y “ningún contratante y contratista de servicios puede tener servicios de subcontratación de personal”.

El directivo dijo en entrevista que las empresas que mantengan un servicio de subcontratación, “deberá asegurarse de trabajar con un contratista que esté formalmente registrado y autorizado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social a través del Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializadas (Repse), de lo contrario serán merecedores a las sanciones, que van desde la no deducibilidad de las facturas del servicio recibido, a multas cuantiosas dependiendo la magnitud de la sanción y/o equiparable a un delito de evasión fiscal”.

Óscar de la Vega, socio de D&M Abogados, en el webinar “La verdadera magnitud de la reforma de subcontratación”, dijo que actualmente de 100,000 empresas que tendrían que registrarse en la plataforma habilitada por la STPS, solo 20,000 han obtenido la autorización, menos del 20%, por lo cual es importante conocer el origen, alcance, decretos y disposiciones de la reforma, así como quién tiene la obligación de registrarse.

Sostuvo que aún existen muchos casos de incertidumbre en el que las empresas no saben si, sí deben o no realizar su registro ante el Repse; y por otra parte, hay empresas que por cada actividad especializada que realicen tienen que obtener un registro, lo que ha detonado el número mayor de patrones.

Nuevas reglas en puerta

  • Para que sea legal y deducible de impuestos, toda la subcontratación tiene que ser de servicios especializados y sólo la pueden proporcionar y facturar empresas autorizadas por el Repse.
  • Ningún contratante y contratista de servicios puede adquirir/comercializar servicios de subcontratación de personal.
  • Los contratantes de servicios de subcontratación de personal tendrán que considerar la transformación con sus proveedores hacia una relación que provea servicios especializados y/o obras especializadas, lo cual, representará el considerar un rediseño de la arquitectura social de los contratantes y de los contratistas. El contratante de subcontratación de servicios especializados deberá asegurarse de trabajar con un contratista que esté formalmente registrado y autorizado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
  • Quien contrate servicios sin estar registrado en el Repse, será merecedor a las sanciones establecidas en la Ley Federal del Trabajo que fue publicada el pasado 23 de abril de 2021 y van desde la no deducibilidad de las facturas del servicio recibido, hasta multas dependiendo la magnitud de la sanción y/o equiparable a un delito de evasión fiscal.