Ante desigualdad, empresas optan por amparos contra reforma al outsourcing

Nota publicada el 17 de junioo en Recursos Humanos Tv, sección Noticias por Redacción.
Lea la nota en su fuente original

Organizaciones destacan que hay tres problemas clave en el proceso: trato discriminatorio, retroactividad y falta de claridad el tiempo para los trámites.

Ante la cercanía de que concluya el plazo de 90 días naturales como indica la reforma a la subcontratación, también conocida como outsourcing, al menos 135 empresas han recurrido a amparos contra la reforma. Cabe destacar que la mayoría de las empresas son pymes, pero igual hay grandes corporaciones de diversos sectores como PepsiCo, Gamesa, Sumesa, Comercial Mexicana, Siemens y Mary Kay Services.

Los Juzgados federales de Ciudad de México y Monterrey han recibido los amparos que exponen quejas e inquietudes sobre la reforma, en general, pero hay otros que solicitan anular el periodo de 90 días para hacer el cambio del personal que laboraba por outsourcing a empleado del verdadero patrón, de acuerdo con Reforma.

Sin embargo, el mismo trámite y admisión de los amparos es complejo porque hay división de puntos de vista entre los jueces en el tema laboral y los del tema administrativo, ya que los primeros indican que se tratan de temas administrativos, mientras que los segundos de temas laborales.

Este escenario era previsto por especialistas, sobre todo porque desde el 24 de abril pasado las empresas no pueden realizar contratos de outsourcing, lo cual no ocurre con el gobierno federal, para el cual la reforma entrará en vigor hasta el 1 de enero de 2022.

En ese sentido, El Economista explica que las empresas no están optando por los amparos debido a la prohibición que marca el Artículo 12 de la Ley Federal del Trabajo, que hace referencia a la subcontratación, sino a tres situaciones que han detectado en el proceso para la aplicación de las nuevas reglas:

  • Trato discriminatorio para hacer los cambios en las relaciones laborales y absorber las plantillas al 100% como patrón, ya que se dieron tres meses a los particulares y un año a las entidades de gobierno.
    Retroactividad porque las empresas ya tenían contratos celebrados y se alega que la publicación de la reforma no puede invalidar otros actos.
    Falta de claridad en el tiempo que puede aplicar para los cambios una vez que las empresas que ofrecen servicios especializados se registran, porque desconocen los criterios que tomarán en las nuevas inspecciones, coinciden especialistas.

Al respecto, Óscar de la Vega, socio fundador de De la Vega & Martínez Rojas, afirmó que “es claro que la reforma en materia de subcontratación es buena porque trata de eliminar el cáncer que se provocó con el mal uso de esta figura, las empresas ya dejaron de usar el insourcing”.

Pero el experto destacó que “el problema está en la aplicación, y si ya se otorgó la primera suspensión provisional, no descartamos que vengan en cascada y de manera muy rápida las siguientes”.

Por su parte, Ricardo Martínez Rojas, socio fundador de De La Vega & Martínez Rojas, señala que “actualmente no se puede presentar un amparo contra la ley en sí porque el plazo concluyó el 6 de junio pasado”. Pero afirma que “aún se puede presentar contra el primer acto de aplicación de la ley; por ejemplo, al inscribirse al Padrón Público de Contratistas de Servicios Especializados u Obras Especializadas”.