Suspensión Colectiva de las relaciones de trabajo por los cortes eléctricos

Hace pocos días, en Texas, se registró la tormenta invernal más severa de los últimos 30 años, tormenta que ha dejado sin electricidad a millones de personas en Estados Unidos y México.

Al ser Estados Unidos el principal productor de gas natural en el mundo y la estrecha relación comercial con nuestro país, ha convertido a Texas, en el principal proveedor de México en materia de gas licuado o natural, por lo que las medidas adoptadas por Texas, principalmente la reducción en su distribución ha afectado a nuestro país en la generación de energía.

Este gas ha sido usado en la industria mexicana como el principal productor de energía, por lo que la falta de este hidrocarburo ha generado los cortes intermitentes de electricidad que han afectado principalmente a los Estados de Aguascalientes, Colima, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas.

El hecho de estar directamente relacionadas las tormentas invernales, a un hecho de la naturaleza y a las decisiones del gobierno del Estado de Texas, con la generación de energía y en consecuencia, con los cortes eléctricos antes mencionados, consideramos que se trata de un caso fortuito o fuerza mayor, no imputable al patrón que hace que produzca como consecuencia necesaria, inmediata y directa, la suspensión de los trabajos.

La fuerza mayor y el caso fortuito genera consecuencias de derecho, como lo es, la suspensión colectiva de las relaciones de trabajo. Esta situación ha tenido como consecuencia que la Comisión Federal de Electricidad, se haya visto forzada a ordenar cortes a la electricidad afectando la operación de la maquinaria, por lo que los trabajadores se ven impedidos para prestar sus servicios.

Por lo anterior, de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, las empresas podrían suspender las relaciones colectivas de trabajo con base en la fracción I, del artículo 427 de la Ley Federal del Trabajo, y dar aviso a la Autoridad Laboral de acuerdo con lo dispuesto en la fracción I, del artículo 429 de la mencionada Ley, para que una vez substanciado el procedimiento previsto en la Ley Federal del Trabajo, se determine la indemnización correspondiente que deberá pagar el patrón, la cual no podrá exceder de un mes de salario.