Regresar pensiones al SUTERM sería injusto para el resto de los trabajadores: Martínez Rojas

Nota publicada en El Economista, sección Empresas por María del Pilar Martínez.
Lea la nota en su fuente original

El especialista laboral, Ricardo Martínez Rojas, comentó que “México gasta un billón de pesos en en el pago de pensiones, eso es realmente grosero y va contra toda la lógica mundial de pensiones”.

Lejos de buscar soluciones, lo que hace la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es dar pasos atrás al permitir que sus trabajadores puedan jubilarse a los 55 años de edad, cuando ha crecido la expectativa de vida, y lo hacen con el 100 del salario base integrado, mientras el resto de los trabajadores a penas alcanzan una pensión mínima, afirmó el especialista laboral, Ricardo Martínez Rojas, socio de la firma D&M.

“La máxima deuda del gobierno mexicano es en pensiones, es increíble, es una verdadera falta de equidad que los empleados de la CFE, Pemex e IMSS tengan una pensión con el 100% del salario integrado y se puedan retirar a los 55 años, es verdaderamente injusto para todos y además”, expuso.

El Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) firmó la revisión de su contrato colectivo de trabajo y logró revertir las condiciones del contrato del 2014-2016. Es decir, ahora, un trabajador de la CFE podrá pensionarse con 25 años de servicio y 55 años de edad o bien tener 30 años de servicio sin importar la edad. Y la mujer con sólo 25 años de servicio podrá pensionarse sin importar la edad.

En ese sentido, el experto laboral comentó que “México gasta un billón de pesos en en el pago de pensiones, eso es realmente grosero y va contra toda la lógica mundial de pensiones”.

Por otro lado, estamos haciendo un proyecto de reforma al sistema de pensiones para elevar el pago del patrón, subirlo de un 5 a un 14% y “estas personas ahorita regalando el dinero, es por ese sistema de pensiones que ahorita están quebradas la CFE, Pemex y en bancarrota el IMSS. Es una grosería lo que está pasando”.

Asimismo, dijo que no se pone en duda que “este esquema de pensiones sea una conquista de los trabajadores, está bien, pero un plan de pensiones o una prestación no puede ir al punto de hacer que quiebre la empresa, que vaya contra todas sus finanzas. Si tú le bajaras un 40% al sistema de pensiones de la CFE y Pemex, trabajarían con números negros, nada más de ese tamaño es el boquete”.